?nieve!

También en Terradillos nos acompaña la nieve. Y no ha sido poca, pues en algunos sitios supera los 25 centímetros. Esperemos que, como dice el refrán: "Año de nieves, año de bienes", podamos disfrutar de ellos en el año 2006. Es verdad que uno disfruta viendo todo blanco, haciendo muñecos o lanzando bolas, dando un paseo por el pueblo sintiendo que tus pies se hunden, otras veces manteniendo el equilibrio, ... ¡Son días de añoranza! Y según vienen las heladas, va a hacernos compañ ía bastante tiempo. Si quieres dar una vuelta por Terradillos y ver cómo está, pero estás algo lejos, entra en la sección de fotos, tenemos alguna.
[+leer artículo completo]

Inform?tica

El grupo de personas, que el año pasado comenzaron los encuentros con Escuelas Campesinas, tienen previsto organizar un curso de iniciacion a la informática. Felicitamos, tanto a animadores, animadoras y participantes, la ilusión y el entusiasmo que ponen para hacer de cada uno de los encuentros, momentos de compartir experiencias, para informarse y formarse en temas de actualidad. ¡Enhorabuena por la iniciativa!
[+leer artículo completo]

?feliz A?o 2006!

Hace años, en un libro muy viejo, encontramos esta receta. Ingredientes: - Tómese doce buenos meses. - Téngase cuidado que estén plenamente libres de antiguos recuerdos de amargura, rencores, odios y celos. Límpiese de todo resentimiento. - Extráigaseles todas las manchas de mezquindad y pequeñez; en resumen asegúrense que estos meses estén totalmente libres del pasado. Modo de preparación: · Divídanse cada uno de éstos meses en 30 o 31 partes iguales, con excepción del segundo que habrá que dividirlo entre 28. · No trate de preparar la receta del año de una sola vez (muchos la echan a perder al proceder de esta manera), sino prepárese cada día por separado. · Póngase en cada día doce partes de la fe, once de paciencia, diez de valor, nueve de trabajo (algunos omiten este ingrediente y echan a perder todo el resto), ocho de esperanza, siete de lealtad, seis de generosidad, cinco de amabilidad, cuatro de descanso (no se omita este ingrediente), tres de oración, dos de meditación y una de resolución bien seleccionada. · Añádasele a todo esto una pizca de alegría, otra de juego y una cucharada bien llena de buen humor. · Agregue a la mezcla AMOR al gusto y mézclese todo con mucho brío. Cocínese con corazón ardiente, adórnesele con sonrisas y una pizca de regocijo. · Sírvalo con tranquilidad, abnegación y alegría y ciertamente obtendrá un MUY FELIZ AÑO.
[+leer artículo completo]