?feliz 2011!

Muchas veces escuchamos esta frase en boca de aquellas personas a quienes encargamos una tarea o solicitamos algún trabajo. Todos entendemos lo que nos quiere decir: !Espera un rato que tengo mucho que hacer! ¡¿No es así? La verdad que la frase puede tener también otra variante. Y son aquellos a quienes no hay que pedirles y se comprometen a dar su tiempo por aquellas cosas de la vida que merecen la pena. Decimos que son personas entregadas y generosas.   Verdaderamente no tenemos nada más preciso que el tiempo, y no hay mayor generosidad que perderlo por los demás sin tenerlo en cuenta”   (Marcel Joundeau)   Es una frase maravillosa para recordar en aquellos momentos en que de modo egoísta nos encerramos en nosotros mismos y decidimos no dar ni una pizca de lo nuestro, ni compartir nuestras cualidades, ni colaborar con nuestros talentos, ni dar un tiempo gratuitamente. Esto en variadas situaciones de nuestra vida. ¡A estas personas le solemos decir “interesados”…( pero sólo por lo suyo).   “La mayoría de las personas gastan más tiempo y energía    en hablar de los problemas  que en afrontarlos” (Miguel de Unamuno)   Queridos amigos/as que os acercáis a leer el PÓRTICO de nuestra revista Templarios: os animo a dejar de lamentarnos y quejarnos del tiempo, de la falta de tiempo, de ganar o perder tiempo…Con estos lamentos no adelantamos ni retrasamos las horas del reloj. Por eso quiero acabar con un refrán popular, que tiene mucho fundamento:   No hay tiempo bueno ni tiempo malo… el tiempo está en nosotros” (Aforismo anónimo)   Pues nada, aquí está el desafío: hacer de nuestro tiempo un momento feliz…pero mucho mejor si el tiempo y la felicidad los compartimos. ¿No os parece?  
[+leer artículo completo]