Iglesia de San Pedro - Terradillos de los Templarios     TERRADILLOS DE LOS TEMPLARIOS es un pueblecito castellano enclavado en los límites de las provincias de León y Palencia. Su nombre se debe al topónimo "terrado" (pequeña elevación de terreno). El pueblo se sitúa en un sencillo promontorio en la carretera N-120 que levanta las primeras casas de la localidad ofreciendo una ligera elevación que domina sobre el horizonte. De aquí el nombre de Terradillos.

La historia nos remonta -en el periodo tardo romano en la península (siglo VI después de J.C.)- a un asentamiento (pequeña villa romana) al estilo de La Olmeda y Quintanilla, pero sin casi valor histórico y de una mayor pobreza. En terreno cercano al río Cueza está documentada la existencia de esta villa romana rústica. Ciertamente esta tierra fue dominada por los romanos y los pueblos topónimos (Quintanilla, Calzadilla, nos hablan de su dominación en la meseta castellana).

La Edad Media nos trae la difusión de las devociones, peregrinaciones y romerías… Terradillos forma parte del Camino de Santiago: el real Camino francés pasa por el pueblo. Junto al denominado Templarios, existió, en el siglo XII un Hostal de peregrinos, que llevaba el nombre de San Juan, custodiado por los caballeros del Temple. Hoy está totalmente derruido y tan sólo algunas piedras y enterramientos dan fe de su existencia. Las peregrinaciones se han ido sucediendo ininterrumpidamente a lo largo de los siglos. En estos últimos años resulta especialmente significativo. El pueblo tiene dos "Albergues de Peregrinos": El albergue Jacques de Molay (último maestre de la Orden del Temple, quemado en la hoguera por el rey francés) y el Albergue Los Templarios.

Terradillos de los Templarios - foto panorámica
En la Edad Media se dio en toda Castilla un movimiento de "repoblación". Junto al pueblo y en las estribaciones del río Templarios se estableció una villa con el nombre de Villares. Con motivo de las obras de construcción de la Autovía León-Burgos, una docena de arqueólogos han descubierto los restos de este poblado. Han sido encontrados, aperos, adornos y utensilios domésticos, así como medio centenar de tumbas que confirman su existencia, pero que al decir de los entendidos no conserva un gran valor histórico.

Terradillos aparece en las Leyendas históricas del Camino Jacobeo, a través del relato de "La Gallina de los huevos de oro" que cuidaba con esmero el preste de la población. Podemos acercarnos a la leyenda a través de la narración que hace en su libro "El Peregrino" el autor leonés Jesús Torbado. Los lugareños han ubicado tradicionalmente en el Alto Torbosillo, el emplazamiento donde se esconde tan preciado animal.

Vista aérea de Terradillos de TemplariosTerradillos está muy cercano a la noble villa de Sahagún (San Facundo) y por tanto ha vivido a lo largo de los siglos las luchas, vicisitudes y guerras de los nobles y los monjes que se asentaban en las riberas del río Cueza.

El monte de nuestro pueblo se denomina Tordillos y atesora una gran riqueza ecológica y forestal. Se sitúa a unos 3 kilómetros de la población, en el camino que lleva a Saldaña. A lo largo de la historia fue motivo de pleitos y litigios de los religiosos tanto de León (Benedictinos) como de Bercianos del Real Camino (Dominicos) como los propios monjes de San Benito el Real de Sahagún. Existen documentos que así lo acreditan.